Pages

viernes, 11 de noviembre de 2016

Pusiste el mundo del revés


Imagen: Sandra Claret(Benicassim)
www.mamabocachancla.com


Pusiste el mundo del revés,
tomaste de mí;
los dedos de mis pies,
las  piernas de mis caderas.
Esperaste ver cicatrizar mis heridas
pero no tuviste bastante;
y tomaste de mi vulva hasta mi útero
del vientre hasta mi cuello
creyendo que te pertenecía
violentando mi Yo.
Ahora te reconfortas, ¡miserable!
paseando por los parques y las plazas
examinas cuerpos,
cuerpos inocentes,
llenos de vida, cuerpos,
sentimientos, cuerpos
que ignoramos tu presencia
y con tus obsesiones,
en el autobús de tu ruin viaje,
nos llevas a la muerte.  
Colaboración para la Comunidad Artística "La Poesía No Muerde" https://lapoesianomuerde.com/2016/11/11/pusiste-el-mundo-del-reves-imagen-encontro-poema/

Imagen: Sandra Claret(Benicassim)
www.mamabocachancla.com
Poema: Manu LF (Pamplona)
 



jueves, 20 de octubre de 2016

Sueño al amanecer




Me dicen que el amanecer
es eso.
Un montón de hojas elevándose
hasta quedar nuevamente adheridas
al árbol del que cayeron.
Todo estará del revés pero en su sitio,
bien situado.
Sí, así estará todo.
Cuando el frío del verano sea esencialmente caluroso
los poros de mi piel supurarán estalactitas de hielo,
un hálito fresco se colará por mi boca  
y los días ya no serán largos sino breves.
Vagaré por segundos en la eternidad;
del camino de Sierra Maestra al Alto Volta,
del espíritu de Ernesto Guevara
a los discursos de Sankara.
¡Ya lo creo que sí!
Pero cuando despierte
los manicomios se llenarán y
todo volverá a ser artificial.
Por eso siempre anhelo
mis sueños al amanecer.

martes, 11 de octubre de 2016

Hoy son daños colaterales



“A la única que puedes llamar puta
es a tu conciencia.”


  Ahora los niños sirios reciben hostias el día de su cumpleaños.
Y del mismo modo los niños de Líbano, de Irak, de Pakistán, de Yemen, de Afganistán, de Libia o Palestina. 
Antes todo era más normal, ahora sueñan en antiguo, anhelan el mañana y sus sueños se convierten en su peor enemigo.
Sí, dejan de utilizar el verbo vivir para morir y convertirse en exclusivos restos para Occidente; cuatro líneas en papel, varios segundos en la tele-mierda.
En fin, no interesan.
Con sus zapatillas desgastadas corren entre escombros sin parar y sin pensar que el tiempo pasa como aquel niño aterrado en el agujero de lo que fue su casa. Y amanece otro día más, que sin mirar al cielo avanzan y caminan y se miran entre horas supremas y daños.
¡Lo han perdido todo!
Manos vacías pasan de la vida a la muerte en lo que tardas en leer esto. Porque esquivan a los guardianes de la destrucción, testigos mudos en fila de a dos, segunda hilera. ¿Qué mundo les ha tocado vivir? A nosotros, la mentira ante la injusticia.
Ahora reciben bombas de fósforo y gas de cloro, denominación de origen Occidental. Y seguirán niños alimentando cementerios indistintamente sea o no su cumpleaños. Y si antes todo era más normal hoy son daños colaterales.
…así diluido, el café os entrará mejor.

lunes, 3 de octubre de 2016

Caí sin encontrarte. (Mi colaboración en La Poesía No Muerde)



Imagen: Luis Hernández Blanco (Valladolid)









































Quise soñar sin dormir,
pero, oh! cadencias
tu guitarra me durmió
y en la moraleja de tus versos
caí en el equilibrio;
ven, mírame y siente mis latidos,
estoy aquí, tras el folio,
atrapado, prisionero de éste.
¿Escondido?
Recapacita a dónde he llegado
o a dónde me han traído.
Es aquí sí, ven y ponte a mi vera
que desde aquí veo nuestro cielo
en el folio de las rejas.
Todo aquí dentro se vuelve más triste
porque cuando tú no estás
la espera desespera.

                                        (Manu LF)
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Imagen encontró Poema. En este caso poemas.
Para más información clickar en la Web de Hélène Laurent https://lapoesianomuerde.com/2016/10/02/atrapada-imagen-encontro-poema/


martes, 27 de septiembre de 2016

Morir o ser esclavos



Entra la muerte,
sale y se va.
Del reloj implacable
retorcidos minuteros
de tanto tiempo soportar.
Que los aprendices
del faranduleo
a un mero espectáculo
demorados están.
Entra la muerte,
sale y vuelve a entrar.
Y cuando suena la sirena,
todo vuelve a ser normal.